Churchill y Roosevelt

El primer ministro británico era un compendio de malos hábitos. Son clásicas las fotografías que lo muestran con un puro en la boca o entre los dedos o exhalando humo de tabaco. Además Winston Churchill comía en exceso. Y es bien sabido que se bebía diariamente una botella de whisky.

Citando a Churchill, la hermosa e inteligente Luisa María Leal, primera subsecretaria de Estado mexicana, solía decirme: “Si puede usted estar sentado, no esté de pie. Y si puede estar acostado, no esté sentado”.

Ignoro si la frase era realmente de Churchill. Pero en cualquier caso el aforismo revela otra faceta de la personalidad del célebre primer ministro británico: era un hombre sedentario, un gozoso practicante del moderno mal llamado sedentarismo.

Todos estos rasgos del carácter de Churchill conspiraban contra su salud. Pero el obeso y exitoso político murió a los 91 años (1874-1965). Y es que las enfermedades que mayormente aquejaban a Churchill no eran físicas, sino una patología psíquica: padecía severas crisis depresivas, a las que él mismo denominaba “los perros negros”.

En tiempos del Churchill maduro, la depresión, también conocida como bilis negra o tiricia, no era curable. No existían entonces los modernos fármacos que hoy la tratan con indudable éxito.

Y es que en los últimos sesenta años la bioquímica y la farmacología han logrado avances portentosos. Hoy no sólo la depresión se trata y se cura. Lo mismo pasa con las demás enfermedades mentales, como la esquizofrenia, la manía, el delirio, la paranoia, el alzheimer.

Todavía hace unas décadas, en tiempos del Churchill maduro, no había cura para los trastornos mentales. Hoy, por fortuna, un diagnóstico médico certero y una simple pastillita en dosis y por tiempo adecuados son capaces de devolverle la salud a un enfermo mental hasta hace poco condenado al manicomio, la prisión o el suicidio.

De Franklin Delano Roosevelt, presidente de EU de 1933 a 1945, hay muchas y muy conocidas fotografías. Acaso las más famosas universalmente sean las que le fueron tomadas con sus homólogos británico, Winston Churchill, y soviético, José Stalin, durante la Conferencia de Yalta, en la ciudad del mismo nombre en la península de Crimea, en el mar Negro, al sur de la antigua Unión Soviética.

En todas esas fotos Roosevelt aparece sentado. Y también en posición sedente aparece en la oficina presidencial, en un automóvil y en alguna conferencia de prensa o cabina de radio.

En algunas fotos, ciertamente, aparece de pie. Son imágenes de Roosevelt niño o joven. Todas de un hombre de menos de 39 años. Y también es verdad que hay alguna foto de Franklin de pie en compañía de Sara, su madre. Pero en esta imagen al ya presidente de EU se le ve recargado en una pequeña barda.

Roosevelt no aparecía de pie en público porque era paralítico. En 1921, a los 39 años de edad, contrajo la temible poliomielitis, enfermedad que lo dejó inmóvil de la cintura para abajo.

 
No dejarse ver en público en silla de ruedas o con los pesados arneses en las piernas que usan los poliomielíticos fue una de sus estrategias para presentarse como candidato a la presidencia de EU.

Por haber padecido esa parálisis, Roosevelt fue uno de los impulsores de las investigaciones que condujeron en 1955 a la creación de la vacuna contra la poliomielitis por los eminentes bacteriólogos Jonás Salk y Albert Sabin.

 
Gracias a la vacunación, la polio casi ha sido erradicada del planeta. En el año 2008 sólo se dieron mil 651 casos en todo el mundo. El último en México se presentó en Tomatlán, Jalisco, en 1990. Cinco años después de este último, y de acuerdo con los protocolos internacionales en la materia, la Organización Panamericana de la Salud (OPS) declaró a México libre del flagelo.

www.miguelangelferrer-mentor.com.mx     Viernes 19 de Nov. de 2010

Anuncios

, , , , ,

  1. Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: