Haití: la explicación es política

Haití: la explicación es política

En el catálogo de las llamadas enfermedades de la pobreza, el cólera ocupa un lugar principalísimo. Sin tratamiento médico es, desde luego, mortal. Pero esta condición es cosa del pasado. Hoy, y desde hace décadas, el cólera es una patología tratable, curable y escasamente letal.

Para prevenirlo, existen sencillas y económicas medidas de higiene: el frecuente lavado de manos con agua y jabón, la ingesta de agua hervida o desinfectada, la cocción o desinfección de ciertos alimentos, como las verduras, y el uso de servicios sanitarios adecuados para la disposición de las excretas. Y también, y desde hace décadas, la prevención es posible mediante la vacunación.

Pero una vez que se presenta la enfermedad, el tratamiento médico es bien conocido: rehidratación y administración de antibióticos, con medidas adicionales, físicas (hielo) o químicas (antipiréticos), para combatir las altas fiebres asociadas a la patología.

De modo que, teóricamente, nadie tendría que morir por cólera. El problema no es la falta de conocimientos científicos o la carencia de medidas profilácticas o terapéuticas sencillas y baratas. El problema es la pobreza reinante en las regiones en que el cólera se presenta, ya de modo aislado, ya en su forma epidémica.

Y la mayor pobreza o pobreza extrema significa, exactamente, la carencia de agua potable y de servicios sanitarios y de salud. Como acontece ahora mismo en Haití. Según las últimas cifras, el número de fallecimientos por cólera ronda los dos millares, en tanto que el número de enfermos alcanza varias decenas de miles.

Es, ciertamente, posible frenar la epidemia haitiana. Ya han sido reforzados con nuevos elementos los equipos médicos cubanos presentes en ese país. Algunos de ellos, incluso, han llegado con instrumental y medicamentos hasta los lugares más apartados de la geografía de esa nación caribeña.

Combatir y vencer la actual epidemia es relativamente sencillo. Lo difícil es combatir y vencer la pobreza, producida esencialmente por siglos de explotación colonial. Haití es una colonia de Estados Unidos, como antes, hace dos siglos, lo fue de Francia. Una colonia plena, absoluta, incluso ocupada militarmente por las tropas de la metrópoli, como le consta a cualquier lector de periódicos.

Un régimen colonial es un régimen de pobreza. De pobreza extrema. En Haití se vive hoy como se vivía en la Nueva España. En la Nueva España en que vivió sor Juana. Bien se sabe que la monja sabia dejó de existir a los 46 años de edad por causa de una epidemia semejante a la que ahora asuela a Haití. Y eso que la ilustre polígrafa pertenecía a la élite del virreinato novohispano.

En México, como es público, ha habido en fechas recientes brotes epidémicos de cólera. Las comunidades más pobres y apartadas del estado de Chiapas fueron el escenario. Pero en muy poco tiempo, en cosa de días, esos brotes fueron extinguidos y con una cifra de muertes muy baja.  ¿Por qué no ocurre lo mismo en Haití? La explicación no es de carácter médico o sanitario. La explicación es política: México no es una colonia ocupada militarmente, y Haití sí lo es.

Seguramente muy pronto sabremos que la epidemia haitiana ha sido controlada. Pero no se mira sencillo que pronto Haití deje de ser una colonia yanqui. Y en esto se encuentra la verdadera y hasta ahora perdurable tragedia del pueblo haitiano.

La salida de Haití de la pobreza extrema sólo puede darse a partir de la extinción de su condición colonial. Pasando, obviamente, por la salida de las tropas extranjeras de su territorio. Ningún país puede progresar sin el cese de su condición de colonia. China, Brasil, Cuba, Vietnam, India y México son buenos ejemplos.

www.miguelangelferrer-mentor.com.mx

Anuncios

, , , , , , , , , , , , ,

  1. Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: