Pedro y Jorge

El 19 de noviembre de 1948 fue estrenada en la ciudad de México la película “Angelitos negros”. Exitosa desde el primer momento, hoy es un filme de culto. Escrita y dirigida por Joselito Rodríguez, llevaba como estrella principal al ídolo Pedro Infante. El tema musical de la cinta es la canción “Angelitos negros”.

Todo esto es muy conocido. Pero lo que se conoce menos es que tanto el filme como la canción tema están inspiradas en un célebre poema del escritor, poeta, patriota y revolucionario venezolano Andrés Eloy Blanco, nacido en 1897, y muerto, en un desgraciado accidente automovilístico, en la ciudad de México en 1955. Dice el poeta al principio de la obra en bellos octosílabos:

 Se me murió mi negrito; / Dios lo tendría dispuesto;  

/ ya lo tendrá colocao / como angelito del cielo. /
Ante el dolor por la pérdida del hijito amado, a la madre le sirve de consuelo pensarlo “como angelito del cielo”. Y es que quizá no haya dolor más grande que la muerte de un niño, tragedia que no hace mucho tiempo todavía alcanzaba cifras espeluznantes, y que a lo largo de los últimos ochenta años se ha venido reduciendo drásticamente.

En México, hacia 1930, de cada mil nacidos vivos, 180 fallecían antes de cumplir el primer año de vida, pero ya, ahora, la tasa de mortalidad infantil es de 22 por mil. En EU esta tasa es de sólo 6 por mil. Pero es de más del doble (13 por mil) entre la población afroamericana.

En Brasil, nación con una significativa proporción de población negra, la mortalidad infantil general es de 31 por cada mil. Y en Cuba, donde también es muy alta la proporción de negritud, esta tasa es de sólo 5 infantes muertos por cada mil nacidos vivos, la más baja de todo el continente americano. Y más baja incluso que en la mayor parte de los países ricos. Todo esto quiere decir que, por fortuna, cada día hay menos candidatos a convertirse en angelitos. Ni negros ni blancos ni amarillos.

Pero la ciencia médica no sólo ha conseguido gigantescos avances en la reducción de la mortalidad infantil. También lo ha hecho con la mortalidad general.

El 5 de diciembre de 1953, en la ciudad de Los Ángeles, dejó de existir Jorge Negrete. Tenía solamente 42 años de edad. Una hepatitis tipo C, adquirida en la juventud, no diagnosticada, mal diagnosticada o mal atendida, provocó la prematura muerte por cirrosis del, quizás, mayor intérprete de la música vernácula mexicana.

Capitán segundo de Caballería, egresado del Heroico Colegio Militar y, por tanto, estupendo jinete, Jorge encarnó artísticamente el prototipo del mexicano que la cinematografía de Anáhuac hizo universal: el Charro Cantor. Hombre culto y con recursos económicos, su temprana muerte puede ser explicada tanto por el comienzo asintomático de la dolencia inicial, como por el precario conocimiento que la ciencia médica de hace seis décadas tenía sobre su origen, diagnóstico, curso y tratamiento.

Hoy, 57 años después de la partida del ídolo, la ciencia médica conoce bien el origen viral de la hepatitis C. Y ofrece medidas profilácticas y vacunas que la previenen, así como tratamientos y medicaciones que la curan o detienen o retrasan su curso. En casos extremos, cuando la hepatitis C ha progresado hasta convertirse en cirrosis o cáncer, existe el recurso del trasplante del órgano. En México, por ejemplo, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) realiza al mes numerosos trasplantes de hígado.

Cosas del tiempo, hoy Jorge Negrete no tendría por qué morir joven. Hoy, un nuevo Charro Cantor tendría muchas probabilidades de llegar a anciano. Unos estudios de laboratorio y radiológicos, unos medicamentos milagrosos o un trasplante salvador harían la diferencia.

www.miguelangelferrer-mentor.com.mx

www.economiaypoliticahoy.wordpress.com

Anuncios

, , , , , , , , , , , , , , , , , ,

  1. Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: