Integración de dentro hacia afuera

Así como a lo largo de las últimas seis décadas ha ido creciendo la esperanza de vida de la sociedad mexicana, lo mismo ha venido ocurriendo en la población indígena. Este fenómeno del aumento de la esperanza de vida es producto de una tasa de mortalidad decreciente, que en las últimas seis décadas es la constante en México y en el mundo. Ahora, en el segundo decenio del siglo XXI, la esperanza de vida general de México es de 77 años, en tanto que entre la población indígena es de 69.

Se trata de una diferencia significativa (8 años), pero que de cualquier modo revela una alta longevidad indígena. Consecuentemente, lo esperable es que continúe incrementándose la esperanza de vida indígena, al paso, aunque siempre con cierto rezago, de la esperanza de vida general.

Una cosa semejante acontece con la tasa de mortalidad infantil. A lo largo de las décadas ha venido decreciendo la tasa de mortalidad infantil de la población general. En 1990 (hace 21 años) morían alrededor de 39 niños menores de un año por cada mil nacidos vivos.

Para inicios del nuevo milenio, la tasa de mortalidad infantil había bajado a 22 por mil. Y ahora, a mediados de 2011, esa relación es de 14 por mil. Y como en el caso de la esperanza de vida, la tasa de mortalidad infantil entre los indígenas es un poco mayor que entre la población general, pero mantiene la misma tendencia a la baja.

Lo mismo ocurre con la tasa de natalidad general e indígena. Cada año cae la tasa general, y también cada año cae la de los indígenas. Y como bien se sabe, una tasa de mortalidad general baja en combinación con una tasa de natalidad también baja produce una tasa a la baja en el crecimiento de la población. Esto indica claramente que a lo largo de los años irá decreciendo la tasa de crecimiento de la población indígena.

Y la migración indígena opera en el mismo sentido. Cada día y cada año es mayor el número de indígenas que emigra de sus comunidades originales hacia las ciudades de México y hacia los campos de cultivo y las urbes de Estados Unidos. Y cual es evidente, el abandono temporal o, como es lo más común, el abandono definitivo de sus comunidades originales produce en los migrantes cambios radicales en su comportamiento demográfico, lo que se traduce en una más baja natalidad, lo que refuerza a su vez la tendencia a un menor crecimiento de la población indígena.

Frente a este panorama, parece inevitable la conclusión de que poco a poco pero de manera sostenida se está produciendo un estancamiento, un decrecimiento o al menos un muy lento incremento del total de la población indígena mexicana.

La pura baja mortalidad y la sola baja natalidad no producirían conjuntamente por algún tiempo decrecimiento demográfico. No al menos en tanto cada mujer indígena tenga por lo menos dos hijos. Actualmente ese número es de 3.2 hijos por mujer indígena, frente a 1.7 de la mujer no indígena. Y es cosa de tiempo, y no mucho, para que las indígenas se coloquen por debajo de los dos hijos por mujer.

Esperable a plazo no muy largo una reducción del número de hijos por mujer indígena, por ahora el factor decisivo en el escaso incremento, estancamiento o decremento de la población indígena es la migración. Y no hay duda de que a partir de los años noventa del siglo XX el fenómeno migratorio indígena es constante y creciente. Y que se verá reforzado en el futuro próximo.

Ironías del destino, la tan anhelada integración de la población indígena a la sociedad mexicana mestiza, criolla y occidentalizada, está siendo fruto no de las políticas indigenistas del Estado, sino de un movimiento emigratorio espontáneo de los propios indígenas.

 www.miguelangelferrer-mentor.com.mx

www.economiaypoliticahoy.wordpress.com

Anuncios

, , , , , , ,

  1. Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: