Viejo perro garroteado

Anteayer miércoles 6 de julio, la prensa mexicana se hizo eco de la publicación en The New York Times de un estudio de la afamada Universidad de Princeton en el que se afirma que “decae el interés de los mexicanos por emigrar a Estados Unidos como trabajadores indocumentados”. Y según el propio diario neoyorquino, esta insospechada conclusión princentoniana se está viendo confirmada por los resultados del último censo realizado por el Pew Hispanic Center, en el cual se dice que en 2010 menos de cien mil mexicanos indocumentados se establecieron en la Unión Americana, cifra sustantivamente menor que los 525 mil anuales que lo hicieron entre 2000 y 2004.

De acuerdo con el llamado Proyecto de Migración Mexicana, desarrollado en Princeton, las razones de este nuevo comportamiento demográfico de los mexicanos son de dos tipos: las estadounidenses y las mexicanas. Entre las primeras puede contarse la prolongada recesión económica, fenómeno que implica una menor oferta de empleo en el lado norte de la frontera.

Y también, obviamente, las crecientes dificultades para cruzar a Estados Unidos, la renovada dureza de las leyes antiinmigrantes, los enormes peligros de índole criminal que son inherentes, en los años de Felipe Calderón, a la aventura migratoria y, entre muchas otras razones, el clima xenofóbico y antimexicano que, siempre presente en el país del norte, hoy es mayor o por lo menos más notorio.

Todas estas dificultades y obstáculos antimigración son bastante conocidos y reconocidos. Pero no ocurre lo mismo con las razones mexicanas que hacen hoy, según los dichos estudios, menos atractiva que en el pasado la emigración indocumentada hacia EU.

Entre estas razones mexicanas ocupa un lugar muy importante la natalidad. Hace cincuenta años (y aun antes) la mujer mexicana tenía un promedio de casi ocho hijos, en tanto que a comienzos de la nueva centuria esa cifra se ha reducido a un poco menos de dos hijos por mujer. Y no hay duda, como históricamente está bien documentado, que una prole abundante es una poderosa razón para la emigración en busca de medios de vida.

Pero el estudio de la Universidad de Princeton señala también como razones para inhibir la emigración indocumentada un factor al que no estamos acostumbrados a considerar pero que es innegable: el progreso social experimentado por México en las últimas seis décadas.

Acostumbrados como estamos los mexicanos a los enfoques pesimistas y aún catastrofistas de la realidad mexicana, nos cuesta trabajo reconocer que progresamos. Y a veces nos vemos obligados a hacerlo porque aparecen ante nuestros ojos datos duros que documentan ese no siempre reconocido progreso. Ahí está el crecimiento continuo, a lo largo de las décadas de la esperanza de vida, la que hoy alcanza ya los 77.2 años.

Igualmente, desde luego, la drástica caída en la tasa de mortalidad infantil, la desaparición del panorama mexicano de las quince o dieciséis enfermedades llamadas de la pobreza, la enorme oferta alimentaria, el continuado y aparentemente imparable aumento del consumo en vastísimos sectores de la población. Asimismo ha de contarse, como lo hacen los investigadores de Princeton, el incremento en la escolaridad media y en las oportunidades educativas.

Como viejo perro garroteado que soy, debo decir que acostumbro mirar con escepticismo y ojo crítico los estudios sobre México hechos por instituciones e investigadores extranjeros, sobre todo estadounidenses. Pero hay ocasiones en que tiene uno que rendirse ante la evidencia científica. Y creo que este caso (las razones mexicanas que hacen menos atractiva la migración laboral indocumentada hacia EU) es una de esas ocasiones.

 www.miguelangelferrer-mentor.com.mx

www.economiaypolitica.wordpress.com.

Anuncios
  1. Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: