Evidentemente no es así

Según cifras oficiales, a comienzos del siglo veintiuno viven en condiciones de pobreza extrema, igualmente llamada miseria, 50 millones de mexicanos.  Pero si la población total de México es, según el último censo de población, de 112 millones, aquella cifra significaría que uno de cada dos mexicanos vive en pobreza extrema, en la miseria. Esto, evidentemente, no es así.

Pero, además, existen muchos indicadores sociodemográficos, altamente confiables, reveladores de que la población mexicana disfruta de condiciones de existencia muy semejantes a las que privan en los países desarrollados.

Por ejemplo: la esperanza de vida en México es hoy de más de 75 años. 77 ó 78, según la fuente y la fecha precisa, en tanto que en España es de 80 y en Japón de 82. Y más o menos cifras semejantes se dan para Estados Unidos, Canadá, Francia, Alemania o Noruega.

Y si acudimos a otros indicadores sociodemográficos, también llegamos a la conclusión de que el mexicano, a despecho de la enorme e inverosímil cifra oficial de pobreza extrema, disfruta de condiciones de existencia básicas semejantes a las que prevalecen en el mundo desarrollado. Es el caso de la morbilidad y la mortalidad. De nuevo los casos de Japón, Estados Unidos o Francia.

 Hoy en México han desaparecido (o casi desparecido) de las tablas de morbilidad y de mortalidad la totalidad de las terribles enfermedades conocidas como patologías de la pobreza: poliomielitis, difteria, paludismo, sarampión, tuberculosis, tos ferina, tifoidea, paratifoidea, viruela y tifo. Y puede afirmarse que los lectores más jóvenes de estas páginas no conocieron, ni conocerán ya, estas pavorosas patologías.

Pero si además se estudian las causas de morbilidad y mortalidad actuales, se puede constatar que hoy en México éstas son las llamadas patologías de la riqueza, es decir, aquellas que son características de los países ricos de Europa, Norteamérica y Asia: obesidad, diabetes mellitus, enfermedades del corazón, enfermedad cerebrovascular, cirrosis, hipertensión y enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC): bronquitis crónica, enfisema y cáncer.

Dicho en otras palabras: si históricamente la pobreza extrema o miseria se manifiesta en alta mortalidad general, elevada mortalidad infantil, analfabetismo generalizado, aguda escasez de alimentos, hambrunas, corta esperanza de vida y padecimiento de epidemias y enfermedades invalidantes y mortíferas, puede decirse que en el México de hoy es absolutamente imposible y absurdo cifrar la pobreza extrema en cincuenta millones de individuos. ¡Ah, ese gusto por las cifras millonarias!

Sin duda el factor decisivo de esta nueva realidad es el avance de la ciencia en los últimos doscientos años, pero sobre todo en la segunda mitad del siglo veinte. De esta etapa es el descubrimiento de los antibióticos. Y de esta misma época histórica data la creación de más y mejores vacunas: Hoy en México se aplican en total y de modo universal doce vacunas contra otras tantas patologías.

Un incontenible avance científico que lo mismo se ha expresado en el campo de la salud que en el ámbito de la producción de alimentos. Es el caso, por ejemplo, de la llamada revolución verde del químico estadounidense recientemente fallecido Norman Borlaug, con la aplicación de semillas mejoradas, fertilizantes y plaguicidas que en el último medio siglo ha hecho posible multiplicar por doce la producción de alimentos, avance científico que hace posible afirmar que pestes y hambrunas, expresiones típicas  de la miseria o pobreza extrema, son ahora, en México y en buena parte del mundo occidental, cosas del pasado.

 www.miguelangelferrer-mentor.com.mx

Anuncios

, , , , , , , , ,

  1. Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: