Piratas de la estadística

Las encuestas, desde luego, son una herramienta fundamental de la ciencia estadística. Un censo es la encuesta por excelencia, pues se le hacen las mismas preguntas al total de la población de un país, una región o una institución.

Pero los censos son costosos  y muy laboriosos. Por eso los profesionales de la estadística recurren a veces a los sondeos o muestreos: se elige una muestra representativa de un universo dado, con la convicción de que, si la muestra fue bien elegida, los resultados del sondeo serán semejantes a los que arrojaría un censo.

He aquí un ejemplo clásico presente en cualquier texto escolar de estadística. Un comerciante solicita a un proveedor diez costales de azúcar blanca refinada. Como los bultos vienen cerrados, para saber si el proveedor ha cumplido honradamente el encargo, el comerciante debe abrir los diez envoltorios y verificar el contenido. La tarea no parece tan difícil. Pero puede ocurrir que el pedido haya sido no de diez, sino de cien o mil o diez mil costales. La tarea se ha vuelto compleja. Pero existe un recurso para verificar, con razonable confiabilidad, si el envío corresponde al pedido.

De los, digamos, mil costales, el comerciante puede abrir al azar únicamente diez, es decir, el uno por ciento. Si en estos diez costales el contenido corresponde al pedido, el comprador puede estar razonablemente seguro de que el proveedor no lo está engañando. Claro que si en vez de abrir el uno por ciento se abre el diez por ciento, es decir, cien bultos, la seguridad del no engaño será mayor.

Esta es la base científica de las encuestas. Pero para que éstas sean científicas, deben ser realizadas con apego absoluto a los requerimientos científicos en la materia, el primero y más importante de los cuales es la honradez.

Este rasgo, por desgracia, escasea y es casi nulo en la inmensa mayoría de los sondeos políticos y político-electorales hoy en boga. Mercachifles en lugar de científicos, encuestadores y empresas encuestadoras maquilan los resultados de la encuesta al gusto o requerimiento de la persona, grupo de presión o institución que la solicita y paga. O lo que es peor y más frecuente: la no realización de la encuesta y la entrega o divulgación de unos resultados inexistentes, falsos, sólo fruto de la invención convenenciera.

En México existen cuatro o cinco grandes empresas de este talante. Y algunas más de tamaño medio pero igualmente venales. Propiedad de verdaderos piratas de la estadística, viven y medran con la paga de un agente político interesado: candidatos, partidos, grupos de presión, gobiernos, empresarios. Todos, desde luego, con un triple rasgo en común: dinero, dinero y más dinero.

Carentes en absoluto de confiabilidad, las encuestas, sin embargo, cumplen un doble propósito político y no científico. Número uno: sirven para crear entre la población menos ilustrada e informada un clima de opinión tan interesado como falso, espurio, ilegítimo; y dos: sirven para justificar, ex ante, un resultado prestablecido, predeterminado, pre-decidido.

La lamentable y condenable ausencia de encuestas científicas de carácter político y político-electoral impide saber qué piensa realmente la sociedad mexicana sobre el complejo tema. E impiden igualmente conocer las verdaderas preferencias u orientaciones políticas y electorales de la población.

Es claro que ese conocimiento cierto y confiable no es imposible. Pero siendo posible es inalcanzable. Lo impiden, entre otros actores, los piratas de la estadística y quienes pagan sus muy onerosos emolumentos. Y lo impide, asimismo, la ausencia de unas instituciones electorales honradas, confiables, libres de corrupción, libres de venalidad.

www.miguelangelferrer-mentor.com.mx 

 

   

Anuncios

, , , , , ,

  1. Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: