Histeria antitrump

MIGUEL ÁNGEL FERRER

Para tener una idea más o menos clara del tipo de gobierno que presidirá Donald Trump habrá que esperar a que empiece a tomar decisiones en la célebre Sala Oval. Pero hasta ahora, como presidente electo sin capacidades decisorias, ha planteado algunas cosas altamente positivas.

La primera es su determinación de regresar fábricas e industrias estadounidenses radicadas en el extranjero a Estados Unidos. Ello implicaría devolver a la clase obrera de su país miles y miles de empleos. Una segunda medida anunciada es la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), perverso acuerdo comercial que tantos males ha generado a vastísimos sectores de la población de los tres países firmantes.

Una tercera medida anunciada es la vuelta a una política comercial proteccionista, que es la antípoda del nefasto libre comercio. Y conviene recordar que el proteccionismo es una política comercial que tiene más de 500 años de vigencia, y cuyos resultados a lo largo de la historia indudablemente han sido y son mejores que los del llamado libre comercio.

Todo el mundo sabe que en el tema de las relaciones internacionales la regla de oro es la reciprocidad. Esto es así tanto en las relaciones políticas como en los nexos económicos. Todo es reciprocidad. El establecimiento de embajadas es el mejor ejemplo de esta positiva conducta.
Pues igual pasa, por ejemplo, con el establecimiento de aranceles. Si un país pone en práctica un arancel, el resto de las naciones con las que esa nación tiene relaciones comerciales pueden hacer los mismo. Y de hecho lo hacen. Cada nación debe reflexionar sobre los costos económicos, sociales, políticos y culturales de sus acciones. Un arancel unilateral puede ser el inicio de una escalada de aranceles y, en última instancia, de una guerra comercial, fenómeno que a nadie conviene.

Si, verbigracia, Donald Trump establece un arancel a un producto mexicano, se arriesga a que México haga lo propio. Esto, desde luego, genera daños a productores, comercializadores y consumidores de ese producto en ambas naciones. Por eso son necesarios los acuerdos bilaterales o, incluso, multilaterales, en los que prive la reciprocidad. La renegociación del TLCAN es, por principio, una posibilidad de acuerdo. De un nuevo acuerdo. De modo que para México y EU la regla de oro de la renegociación debe ser: “Un buen acuerdo o no hay acuerdo”.

Hasta ahora Trump no ha planteado la posibilidad de una intervención militar de un país extranjero. Y tampoco ha insinuado que buscará derrocar mediante cualquier metodología a gobiernos de terceros países. Ni ha esbozado que procurará desestabilizar a otros estados. ¿Por qué, entonces, la histeria antitrump, visible en los medios de comunicación dominantes?

En materia política, las medidas anunciadas o esbozadas por Trump no son de carácter guerrerista. Y en el ámbito económico y comercial no está empleando la amenaza militar ni las campañas de satanización y desestabilización de países y gobiernos. De modo que hasta ahora no hay elementos objetivos para condenar a Trump, como sí los había y hubo para condenar a Truman, Kennedy, Johnson, Nixon, Reagan, Clinton, los dos Bush, Obama y otros, como James K. Polk, el presidente yanqui que desató en 1847 la guerra de rapiña contra México que le costó a los mexicanos la pérdida de más de la mitad de su territorio.

Ya veremos qué hace Trump. Pero por ahora su satanización en los medios dominantes carece de fundamentos objetivos. Y huele simplemente a una campaña obstaculizadora y saboteadora de su gobierno.

http://www.economiaypoliticahoy.wordpress.com
http://www.miguelangelferrer-mentor.com.mx
mentorferrer@gmail.com
Viernes 20 de enero de 2017

Anuncios

, , , ,

  1. Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: